La Primacia de la Predicacion

La primacía de la Predicación. Este pequeño ensayo parte desde la perspectiva que la predicación bíblica aliviaría  todas estas razones por las cuales nuestros congregantes se están saliendo de nuestras iglesias. Pero lo primordial que quiero tocar aquí es la deficiencia en la predicación de hoy. Hoy tenemos tantos llamados “escritores cristianos“, que les ponen títulos llamativos a sus libros pero de esencia bíblica no tienen nada,  como son celebridades evangélicas entonces las gentes compran sus libros, pensando que van a ser edificados en su lectura, están escribiendo sobre falsas revelaciones y promoviendo un humanismo religioso y el ecumenismo sin reflexión doctrinal en su literatura. La verdadera predicación tiene por objetivo glorificar  al Dios bíblico, manifestar a Cristo como el único Salvador del mundo, y decirle a un mundo lleno de maldad,  que el Espíritu Santo está presto para santificarlo y lavarlo de ese corazón corrupto. Hay una gran ignorancia  en el pueblo cristiano en estos tiempos, la razón es que en los púlpitos, ya no se está predicando la palabra de Dios.  Lo que tenemos hoy es comediantes y hombres que se visten de predicadores pero por dentro no son nada, y engañan a las gentes que no han sido doctrinadas  conforme a la palabra de Dios, y el cristianismo ortodoxo. Necesitamos predicadores fieles al ministerio, fieles a DIOS, que los emplea para un trabajo muy delicado, esto toma mucho fervor y entusiasmo, temor y temblor,  individuos pensantes que sus metas sean, la conversión de las almas y la edificación del cuerpo de Cristo. Me parece que la supuestas “predicaciones” de hoy, no tienden a ser esto, si no a entretener a las gentes cómodas en sus sillas, sin tener una conversión personal a Cristo Jesús. Pero estoy seguro que siempre mi Dios Santo, tiene fieles ministros del Evangelio, los cuales no comprometen las doctrinas del Evangelio para obtener una congregación numerosa, si no antes agradan a Dios que a los hombres. Es mi oración que su objetivo sea agradar a DIOS, nunca podremos como predicadores agradar a Dios y a los hombres, se agrada a uno o al otro. Necesitamos la predicación, porque si no las ovejas han de enflaquecer y morirán sin pasto. Recordémonos que para predicar se necesita primero que todo, pasión por Dios y las almas. Ningún predicador debe de tener objetivos personales, porque si no empezará a predicar fabulas,  y escaseara de tener lo que debe contener la predicación bíblica. Ellas son, redargüir, reprender, exhortar, y doctrinar. –2 tim 4:2. Si no predicamos la palabra, podemos caer en el futuro, en un tipo de servicio sacramental, donde no se glorificará a Dios, y  caeremos en ceremonias externas de las religiones paganas, las cuales cosas tienen a la verdad cierta reputación en culto voluntario, en duro trato del cuerpo, pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne y los deseos que batallan contra el alma. La verdadera predicación exalta a la Trinidad, y promueve el auto examen de los oyentes para empujarlos a mirar hacia la Cruz del Calvario. Jorge  Whitefield dijo: “Hay que llevar al pecador al monte Sinaí para que oigan los estruendos de la ley, para después llevarlos a Gólgota.” [1]  Hoy tenemos en muchas predicaciones, filosofía y psicología mundana  siendo proclamadas desde los púlpitos para convencer a las personas que necesitan volverse a Dios. Se le está poniendo un velo al verdadero evangelio. Hay gente del mundo que son engañados para llevarlos a la Iglesia, con la excusa que sale la gente que promueve este método es,  “hay que tener astucia  para llevarlos al templo“. Finalmente se terminan quedando por qué les gusta el positivismo que les está siendo declarado, porque no se les está manifestando el costo del discipulado. La verdadera esencia del discipulado es lo que define Pablo para nosotros, en estos próximos versículos,  2 corintios 11:25-29. Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar;  en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez; y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias. ¿Quién enferma, y yo no enfermo? ¿A quién se le hace tropezar, y yo no me indigno? 1 corintios 4:11-14.  Hasta esta hora padecemos hambre, tenemos sed, estamos desnudos,  somos abofeteados, y no tenemos morada fija. Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen, y bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos.    Nos difaman, y rogamos; hemos venido a ser hasta ahora como la escoria del mundo, el desecho de todos. No escribo esto para avergonzaros, sino para amonestaros como a hijos   míos amados. Una de las otras razones es la competencia que existe entre los ministros para obtener mega Iglesias. Este movimiento ha caído en el pecado de la torre de Babel, porque han desamparado hasta los misioneros y se han enfocado en sí mismos. Éste movimiento se conoce en inglés como “the emergent churches” la traducción   sería “la Iglesia emergente“.  Su principal líder se llama Brian Macclaren el cual ha negado, que la Biblia condena la homosexualidad. Su lema es que hay que acomodar el Evangelio a la cultura de hoy, para ganar más personas hacia la causa de Cristo. Su razón es que hay cambios de culturas con el tiempo, y básicamente dice que cierta parte de la Escritura era relevante sólo para el pasado pero para hoy estas mismas escrituras no son importantes para nosotros. Así dándole la opción a la gente para que pueda escoger ciertas partes de las escrituras que les gusta, y rechazar los dichos duros de Jesús y de los Apóstoles. No entremos en polémica dicen ellos. Es un canon  dentro del canon.  Un líder de este movimiento dijo: “a menudo un sermón es un acto violento. Es una violencia hacia la voluntad de las personas que se tienen que sentar allí y recibirlo.” Unos de los héroes muertos que siempre resucito de mi biblioteca es Martin Lloyd-Jones,   1899-1981– él dice: “La desaprobación de las polémicas en la Iglesia cristiana es un            tema muy serio. Pero esa es la actitud del tiempo en el que vivimos. La idea predominante de hoy en muchos círculos no es preocuparse acerca de estos temas. Mientras que todos seamos cristianos, en todo caso, de alguna manera todo está bien. No discutamos acerca de la doctrina, seamos todos cristianos unidos y hablemos acerca del amor de Dios. Esa es realmente toda la base del ecumenismo”.  Judas 3.                         Desgraciadamente, esa misma actitud está entrando también en el círculo evangélico, y muchos dicen que no debemos ser demasiado precisos acerca de estas cosas… Si nosotros mantenemos ese criterio estamos criticando al apóstol Pablo, estamos diciendo que él estaba equivocado, y al mismo tiempo estamos criticando las escrituras. Las escrituras argumentan, debaten y disputan, están llenas de polémicas.”  P. 113-114. An exposition on Romans 3.20- 4.25.    Hablaba un día de éstos, con un amigo que asiste a una iglesia que tiene este estilo de pensamiento. Yo le aconsejaba que tuviera cuidado de no caer en cosas anti bíblicas.  Yo le comentaba que tenemos que seguir predicando la palabra de Dios, como ella fue dada a los apóstoles, y a los hombres posteriores a la era apostólica. Le comentaba sobre la historia de la Iglesia, los grandes avivamientos que han acontecido en el pasado, que era lo que Dios usaba para  convencerlos de pecado, le mencionaba los héroes de la fe como, Wesley, Whitefield Edwards, y Spurgeon. Tristemente la respuesta que me dio fue “no podemos vivir de la unción de otros, el método que se usó en el pasado ya no trabaja para hoy”. Preguntó: Ha cambiado el hombre? La conclusión es, que somos ignorantes de los grandes Avivamientos  en la religión cristiana en el pasado. Si leyéramos   un poco de estos héroes, nos diéramos cuenta que ellos predicaban la pura palabra de Dios, y Dios los respaldaba trayendo multitudes a Cristo por medio de la predicación de la Palabra. Necesitamos predicar con urgencia. La confianza en la Escritura y en la divina Trinidad está siendo reemplazada por cosas que no convienen a la Iglesia Cristiana. Y todos se alegran, se emocionan porque dicen que estamos en avivamiento, pero la realidad de las cosas es que estamos viviendo en una era de apostasía donde la Iglesia no está siendo baluarte de la verdad. La Iglesia es llamada a predicar, y a exponer toda mentira de Satanás. Si algo desea Satanás es poner piedra de tropiezo a la verdadera exposición de la palabra de Dios. El  diablo muy bien lo sabe, que sin la predicación, no hay conversiones genuinas, si no gente reformadas exteriormente, asistiendo a clubes cristianos, sin fundamento bíblico. El diablo está tratando de parar la Palabra de Dios. La música ha reemplazado la predicación de la Palabra. Si a algún enfermo no se le manifiesta la clase de enfermedad que tiene, no se dejará aplicar la medicina correcta de la palabra de Dios. Los televangelistas muy bien saben que si empiezan a predicar contra el pecado, no van a tener la misma audiencia que tienen, y las personas se les fueran de las congregaciones. Tenemos que ser fieles a DIOS primero, y DIOS respaldara nuestras predicaciones. En la iglesia que pastoreo han pasado muchas personas, posiblemente como cien, pero se han quedado aquellos que aman la Verdad y saben que yo no tengo intereses personales, sino que siempre busco glorificar a Cristo en toda mi Predicación. Expongo el pecado a la luz, porque siempre  es manifiesto en las Escrituras que de las tinieblas nos salvó Cristo, para vivir una vida nueva. El Cristianismo no es una manera de pensar, sino una manera de vivir. Sermones de autoestima abundan hoy. Sus  exponentes son los Luna, Castellanos, El movimiento  pseudo-apostolico, Maldonado, Osteen,  Macclaren, Warren y muchos otros más. Digo muchos, porque así dice Pablo. 2 Cor 2:17. Sus canales favoritos son Daystar, TBN, e Inspiration Network de Morris Cerrulo. Y los supuestamente cristianos están ocupados viéndolos hacer millones de dólares exponiendo sus mentiras. Lo más triste de esto es que también piensan que mirando estos programas, ya han tenido comunión con DIOS, y después ni a la iglesia quieren asistir, ni mucho menos al lugar secreto de DIOS. Estas personas que acabo de mencionar también son autores muy famosos, y hacen conferencias cada mes, así promoviendo sus enseñanzas por medio de los falsos ministros, sensuales que no tienen el Espíritu. Ellos engañan y son engañados.  Nubes sin agua. Actúan como que fueran los grandes héroes contemporáneos del cristianismo, pero cuando verdaderamente empezamos a examinar sus doctrinas, nos daremos cuenta que esto mejor arruina a la Iglesia, y no la permite avanzar. Es esto lo que atrae a muchas congregaciones, porque ellas producen números pero no convertidos. A. N. Martin dice “Yo sugiero que todas las fallas en la predicación de hoy radican básicamente en dos áreas: El hombre que predica y el mensaje que él entrega.   En las palabras del título del   libro traducido más reciente de John Piper “hay mucho profesional en el pulpito”.   Debíamos de recordar las palabras de Pablo “Pero nosotros predicamos a Cristo crucificado” 1 Cor 1:23. La iglesia necesita predicar no entretener a sus oyentes. La proclamación de la palabra de Dios es la principal tarea de la iglesia.  Si esto hiciéramos creo que la mayoría de las razones descritas aquí se pudieran borrar del lenguaje cristiano. Y vale la pena decir que no se tuviera que usa ni la psicología cristiana, que muchos fomentan en día de hoy. Nunca se ha usado la “Psicología[2] cristiana” hasta que apareció Sigmund Freud el padre de la psicología moderna. Nuestro decaimiento como iglesia empezó en el siglo 19 con la iluminación pensando que Dios necesita nuestra ayuda para llevar a cabo su tarea. De tal manera el siglo XX ha sido una declinación continua en nuestra asistencia a los feligreses que necesitan una buena dosis de discipulado cristiano, como antídoto a las excusas baratas que ponen muchos profesantes en el día de hoy.

Mario López


[1] La misma mentalidad tenía Juan Wesley.

[2] Estoy consciente que hay debate dentro de cristianismo si se debe de usar la Psicología Cristiana o no. Opto por la segunda.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: