El tabernaculo de David

¿Ha Dios reconstruido el tabernáculo de David? Desde el siglo XIX ha habido mucha controversia en relación al verdadero pueblo de Dios. Desde que John Nelson Darby el fundador del dispensacionalismo surgió con la teoría que habían dos pueblos, con los cuales Dios iba a tratar de manera diferente. Con los israelitas según Darby Dios trataría en un tiempo futuro en la semana 70 de Daniel. A esto también se le llama la tribulación o la gran tribulación. Según este esquema Dios de la misma manera trabajaría con la Iglesia entre la semana 69 y 70. Este período o dispensación se le llama, “la dispensación de la gracia”. El Dallas Theological Seminary fue uno de los meros campeones para difundir esta idea de dos pueblos y los dos planes diferentes. Entre ellos mismos no están de acuerdo en esta interpretación. Unos parecen ser que dicen que hay tres programas diferentes. Uno para los judíos, otro para los gentiles, y otro para la Iglesia. Dejaremos que un graduado de este seminario el cual no sostiene esta posición hable sobre el asunto. Bruce K. Waltke dice “de acuerdo con su formulación, la mayoría del viejo testamento y los evangelios sinópticos pertenecen a los judíos; las cartas y las epístolas de los apóstoles y los primeros dos capítulos del libro de Apocalipsis le pertenece a la Iglesia; y el libro de los hechos se piensa que es una transición de la dispensación Mosaica a la edad de la iglesia. En contraste, “los teólogos del Pacto” O (Teologia Pactual), (Waltke es uno de estos) enfatizan la unidad de todo el pueblo de Dios, no importando la dispensación en la que ellos viven, ambos por medio de la participación común en el Pacto Eterno, suministrado y efectuado por medio de la Fiel obediencia y la muerte de Jesucristo y por medio de su común participación en los Pactos hechos por Dios con su creación.” Nuestra interpretación de que si existen dos pueblos o no, obviamente afectará la teoría del rapto pre-tribulacional y un milenio futuro. La misma crítica del finado teólogo español José Grau se debe considerar. Él dice “Jesús ofreció a Israel el milenio terrenal en cumplimiento de las promesas del antiguo testamento tocantes al reino de Dios “el reino eterno prometido a David” pero al ver que los judíos lo rechazaban, introdujo un nuevo propósito, rehízo sus planes y así se decidió por formar su Iglesia. En este punto de vista no hay continuidad entre Israel y la iglesia, entre las promesas del reino y los discípulos de Jesús. “Así por ejemplo en las obras de Walvoord, Pentecost, y Chaffer. Parece ser como que según este esquema- los propósitos de Dios no fuesen inmutables, y como si tampoco Jesús fue el mismo ayer, hoy y por los siglos”. Todas estas críticas fueron al dispensacionalismo primitivo. Miraremos lo que dice los textos. V.14. En lugar de usar el término usual de (εθνη- ethnos) para los gentiles, se usa –λαος- Laos– usualmente se usaba para Israel y esta es la palabra que se usa aquí para referirse al pueblo que es tomado de entre los gentiles en el 14b. Como en 18:10…) aquí se usa este término, no para denotar a Israel (en hechos así se usa) si no al pueblo que es tomado de entre los gentiles. Zacarias 2:11: Y se unirán muchas naciones a Jehová en aquel día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti; y entonces conocerás que Jehová de los ejércitos me ha enviado a ti. Richard Bauckham comentando sobre Zacarias 2:11. Dice en “James and the Gentiles,” P. 169: “no se implica que se convierten en judíos, pero precisamente como “todas las naciones” ellos son incluidos en la “Relación Pactual”. “Es algo dudoso si se hubiera podido usar otro texto más exacto para fundamentar este punto claramente”. Nosotros somos la circuncisión. Filipenses 3:3. Es eso mero que quiere decir Pablo aquí en filipenses que ahora nosotros somos la circuncisión los que hemos sido regenerados a través del Espíritu de Dios. Esta era la señal física del pacto hecho por Dios con Abrahán. Y el contexto señala que el ser hebreo nada especial es. V.15. cuando dice Jacobo que con esto “concuerda las palabras de los profetas”, quiere decir que lo que está próximo a decir es una combinación de textos de los profetas del antiguo testamento. Se les pasa por alto a los comentaristas los textos de óseas, y le doy gracias a Dios por esto porque por veces creo que no son humanos sino robots por sus enseñanzas excelentes que nos dan a través del trabajo arduo de la lectura. Oseas 1:6, Loru-hama (no compadecida) la hija de Oseas, representando a Israel, es reprochada pero se ofrece su restauracion en 2:23. Sin embargo en medio de todo esto Oseas tiene un hijo el cual se llama Loammi (no pueblo mio), y los dos vienen a ser hermanos, es decir el pueblo del mismo Pacto. Oseas 1:10-11. Pero en 2:1, les cambia el nombre a la hija y al hijo, y ahora viene a ser la hija Ruhama (compadecida) y Ammi (pueblo mío). Y todo esto es porque Dios le prometió una gran familia a Abraham. Genesis 22:17. Galatas 3. Hebreos 6:13-20. Pablo el teólogo así lo interpreta. Rom 9:26. Aquí en el V-16-18- hay una indicación del Nuevo templo (Jesús) Lucas 1:32-33. Los profetas fueron claros en la profecía bíblica. Hageo 2. Zacarias 6:12-15. Los sacerdotes profanaron el templo hasta el punto que mataron a Zacarias entre el templo y el altar, (Lucas 11:51) pero Cristo vino a restaurarlo en el sentido que ahora Él es el medio de adoración y comunicación con Dios. Mateo 12:5,6. La destrucción del templo del año 70 d. C. tiene que ver mucho con este tema. De la misma manera la limpieza en el templo. Mateo 21:12. Marcos 11. Juan 2:14. 4:21. 14:6. 1 Cor 3:16-17. 2 Cor 6:16 es una alusión a Oseas 1:10. Es increíble pero Lucas inspirado por el Espiritu Santo después de la destrucción de templo (70AD) dice que el tabernáculo de David ya ha empezado a ser restaurado. Este es quien une a todos en un solo Pueblo de Dios. Efesios 2:14,20-21. Porque Cristo destruyo el velo, y entro así como precursor de nosotros. Ahora los gentiles ya no se quedan en los atrios sino literalmente han entrado hasta el lugar santísimo de la presencia de Dios. Hebreos 6:20. Es increíble como Juan habla en Apocalipsis que el verdadero templo está en el cielo. Solo usare uno. Ap. 21:22. ¿Acaso que esto no tiene significado? 1 Pedro 2:9, (a gentiles le habla) es una alusión a Isaías 43:21. En hechos ya se ha puesto énfasis que mediante la resurrección y la exaltación de Jesús, Dios cumplió la promesa dinástica a David. Pedro en Hechos 2:25-36. Pablo en Hechos 13:23-37. Ahora Dios (aquí y ahora) está trayendo de todas las naciones para reedificar el verdadero culto en Cristo Jesús.
En 4Q17411,10-13 en los rollos del mar muerto hay una composición de textos del Antiguo Testamento con referencias mesiánicas, donde está la promesa hecha a David, 2 Samuel 7:12-14.. Los esenios dicen “esto se refiere a la “raíz de David,” que será levantado con el intérprete de la ley quien va a ser levantado en Sión en los últimos días, como está escrito, “levantaré el tabernáculo de David que está caído”. Amos 9:11. Esto se refiere al “tabernáculo de David que está caído” quien será levantado para salvar a Israel. El propósito es para que lo busquen: V.17… Jeremías 12:15. Zacarías 8:22. En la parte A del texto dice en hechos “para que el resto de los hombres busquen el Señor”— pero en el texto masorético de Amos, de donde se deriva la reina Valera dice “para que posean” obviamente esta última frase tiene intereses judíos… otro interés judío se puede ver en que el texto masorético tiene “Edom” en lugar de Adán, que quiere decir humanidad o género humano. Pero ellos están citando la Septuaginta. V.18. Una alusión a Isaias 45:21. Esta es otra manera de decir “Yo que decrete todo esto”. Al mismo tiempo creo que también tiene en mente el verso 22. El comentario del conocimiento bíblico el cual es dispensaciónal dice sobre estos textos en hechos, después de dar las diferentes interpretaciones “Un tercer punto de vista, también premilenial, puede ser más aceptable. Jacobo simplemente afirmó que los gentiles van a ser salvos durante el milenio, cuando Cristo regrese y reedifique el tabernáculo de David, que está caído, lo cual significa restaurar la nación de Israel. Amós no dijo nada de la supuesta necesidad de que los gentiles se circuncidaran. Varios factores apoyan esta interpretación: (1) Esto encaja con el propósito del concilio. Si los gentiles serán salvos durante la era del reino (el milenio), ¿por qué tienen que hacerse prosélitos del judaísmo a través de la circuncisión en la era de la iglesia? (2) Ese enfoque encaja con el significado de “en aquel día” de Amós 9:11. Después de la tribulación (Am. 9:8–10) Dios establecerá el reino mesiánico (Am. 9:11–12). Jacobo (Hch. 15:16) interpretó “en aquel día” como que significaba “en aquel tiempo cuando” Dios hará ésto (la tribulación), después hará aquello. En ese sentido es que Jacobo pudo decir “después de esto”. (3) Esta interpretación da significado a la frase “primera vez” en el v. 14. Cornelio y su casa fueron unos de los primeros gentiles que llegaron a formar parte del cuerpo de Cristo, la iglesia. La salvación de los gentiles culminaría en una gran bendición para ellos durante el milenio (cf. Ro. 11:12). (4) Varios profetas predijeron la salvación de los gentiles durante el milenio, como lo afirma Jacobo en Hechos 15:15 (e.g., Is. 42:6; 60:3; Mal. 1:11)”. Podemos ver que para ellos es relevante mantener la idea que hay diferentes pueblos, los judíos, la iglesia, y los gentiles. Hay ciertos eruditos que creo que ni piensan que vale la pena refutar y gastar su tiempo en esto porque en sus teologías ni la mencionan. ¿La tierra prometida? ¿Se cumplirá en el futuro o ya se cumplió en el pasado? Es obvio que ya se cumplió en el pasado por medio de Josué el intérprete de las promesas dadas a Abrahán. Josué 21:43-45..El trono de David literal o Celestial? El problema que los judíos esperaban un reino terrenal y Dios mejor nos dio un espiritual. Esto lo podemos ver en el texto masorético de Amos 9:11. James D. G. Dunn. P.505-506. Mirando las fallas que tenían muchas versiones del dispensacionalismo tradicional o revisado, sin mencionar la ultradispencasional, se formó una nueva escuela llamada “El dispensacionalismo progresivo, (1993, su tesis lleva el nombre en su libro) ellos no hacen mucha diferencia entre la iglesia e Israel, ni la supuesta discontinuidad entre el Viejo y Nuevo testamento, no hay dos Pactos sino solamente uno, y no ponen muchas veces las brechas que usualmente se “han impuesto sobre ciertos textos de la Biblia”. El libro dice “La toma “de” los dos [los Judíos y gentiles en Cristo] en “un hombre nuevo” (2:15) A continuación se elabora más en 2:18-22 con un cambio de la metáfora. La nueva humanidad es el templo de Dios que Jesús está construyendo. El Mesías no sólo es el constructor del templo, pero también sumo sacerdote, piedra angular, y el templo en sí mismo (2:18-22), una conjunción de imágenes debido a la convergencia de varias líneas de la profecía de metáforas diferentes, pero todos ellos relacionados con el templo. Como hemos notado, el lenguaje apocalíptico bíblico, y la profecía permanece un método importante de la Teologia dispensaciónal, los desarrollos del presente en la interpretación histórica y literaria, tiene muchas preguntas hacia el método historicista, (siglo 19) que son especiales al dispensacionalismo temprano. Hasta este punto, los dispensacionalistas, no han abordado el estudio apocalíptico como género literario. Además mucho del apocalíptico bíblico se ha leído sin considerar su contexto histórico.
Para estar seguros, los dispensacionalistas progresistas creen que habrá una tribulación futura, y ajustes para el regreso de Jesús. Los acontecimientos reales que conforman ese momento en la historia seguirá el modelo general descrito en las Escrituras (el mismo patrón que ha sido aplicada por la misma Escritura a los eventos anteriores).
Los Dispensacionalistas deben protegerse a sí mismos y a sus iglesias de las especulaciones y el sensacionalismo que no edifican al cuerpo de Cristo, sino que conducen al engaño, resentimiento y falta de fe, cuando las supuestas profecías con sus disfraces interpretativas no se cumplen. James Dunn dice “un cristianismo que no se considera en cierto sentido como “Israel” renuncia a su reclamación de las escrituras de Israel.” . Es decir como que la Iglesia no tiene nada que ver con las escrituras que Israel nos concedió y por lo tanto nuestra teología se deriva de otro libro y no de la Biblia. Pero si la teología de la Iglesia se deriva de las escrituras tenemos que considerar que la Iglesia (Nuevo Israel) ahora es el “Pueblo del Pacto”. Es decir Israel. El mismo pensamiento lo encontramos en José Grau “lo que resulta obvio es que para todos los escritores del nuevo testamento el pueblo de Dios es en la actualidad la Iglesia y que será así hasta que Cristo vuelva.” Es decir el Israel del nuevo pacto consiste en judíos y gentiles creyentes. 2 Juan 1. Ap. 3:9. Isaias 60:10-14. Romanos 10:19 es una alusión a Deut. 32:21. Hebreos 10:11. Aparentemente todavía el templo estaba formado. ¿Pero porque lo desfavorece? Hebreos 9:24.
Notas usadas y libros usados. El lector los puede consultar también. Bruce. K. Waltke. “An Old Testament Theology” P. 45.
José Grau. Escatología final de los tiempos. P. 226. El mismo pensamiento que los dispensacionalistas tradicionales tiene Otoniel Ríos Paredes, fundador de la Elim en Guatemala. “El Reino” P.13.
Witherington III, B. (1998). The Acts of the Apostles : A socio-rhetorical commentary. Grand Rapids, MI: Wm. B. Eerdmans Publishing Co.
The dead Sea Scrolls Translated. Florentino García Martínez. Second edition. P.136.
Walvoord, J. F., & Zuck, R. B. (1996). El conocimiento bíblico, un comentario expositivo: Nuevo Testamento, tomo 2: San Juan, Hechos, Romanos (187–188). Puebla, México: Ediciones Las Américas, A.C.
Busque la palabra dispensaciónal o dispensacionalismo en James Dunn “The Theology of Paul” , y en Nicholas Tom Wright “ The New testament and the People of God”, no la pude encontrar en un total de 1,300 páginas.
Escatologia final de los tiempos. Curso de formación teológica Evangelica. Jose Grau. P.220.
Blaising, C. A., & Bock, D. L. (1993). Progressive dispensationalism (259–260). Grand Rapids, MI: Baker Books.
Lo que da entender el escritor es que no todo el lenguaje apocalíptico se puede interpretar de una manera literal.
Blaising, C. A., & Bock, D. L. (1993). Progressive dispensationalism (294). Grand Rapids, MI: Baker Books.
Blaising, C. A., & Bock, D. L. (1993). Progressive dispensationalism (294). Grand Rapids, MI: Baker Books.
James Dunn “The Theology of Paul the Apostle”. P. 508.
Escatología final de los tiempos. Curso de formación teológica Evangélica. Jose Grau. P.229.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: