El Héroe Olvidado

Emancipador de la conciencia[1]

Martin Lutero 1483-1546 Es en honor al Señor Martín Lutero que quiero dedicar este pequeño ensayo el cual deseo que todo aquel que tenga la posibilidad de leerlo salga edificado. Si consigo esto, mi trabajo tendrá fruto y no será en vano mi tiempo dedicado al Señor y a los santos elegidos por Dios. Romanos 9:11-23. Efe 1:4. Este ensayo constará de pocas páginas, no me enfocare mucho en la vida temprana de Lutero sino en la enseñanza de “la justificación por la fe” y su necesidad para el día de hoy.

Su Nacimiento y Juventud Dios en su divina Providencia iba a permitir que el 10 noviembre de 1483 en Eisleben Alemania, naciera Martín Lutero. Nadie comprendió que ese niño iba a cambiar la historia de la Iglesia cristiana. Muchos también han dicho que la reforma protestante no sólo cambió la historia eclesiástica, sino que también ha influenciado el desarrollo de la ciencia, la democracia, y el capitalismo[2]. Hay otras ciencias que posiblemente son fruto de la reforma pero no me es pertinente escribir de ellas aquí. Su padre de origen campesino trabajaba en las minas. La niñez del pequeño Martín no fue feliz. Sus padres eran muy duros en la disciplina con el niño, en sus años posteriores Martín sufriría muchos períodos de depresión y angustias las cuales pienso yo, que fueron las que influenció en el niño para más tarde enrolarse en el monasterio agustiniano de Erfurt. En este tiempo tenía 22 años. 1505. Miremos lo que Dios usa para cumplir sus propósitos eternos. El historiador Justo L. Gonzales recuerda “Dos semanas antes, cuando en medio de una tormenta eléctrica se había sentido sobrecogido por el temor a la muerte y al infierno, le había prometido a Santa Ana que se haría monje. Algún tiempo después, él mismo diría que los rigores de su hogar lo llevaron al monasterio”[3]. En 1507 fuego ordenado sacerdote sin embargo no había experimentado la regeneración de la cual habla el maestro a los gentiles. Entre 1510/11, hizo un viaje a Roma que le abrió los ojos a la inmoralidad sexual, la mayoría de los clérigos practicaban vidas disolutas juntamente con la hipocresía. El atender los burdeles era normal, las indulgencias, fetiches santos traídos de la tierra de Israel, los huesos de San Pedro descubiertos, agua bendita, absolución papal, regeneración sacramental, y otros títulos, era el mensaje cristiano de esos días. En 1512 Lutero recibió su doctorado en teología y vino a ser profesor en Witenberg. Alrededor del año 1515 Lutero empezó a dar unas conferencias sobre el libro de Romanos. A Lutero no le gustaba ese Dios que castiga el pecado en sus criaturas y en base de su justicia los castiga en el infierno. En lo odiaba, Lutero no quería saber nada de ese Dios, la Iglesia lo había decepcionado, la lectura de los místicos le había ayudado a entender que la iglesia estaba corrompida y que él necesitaba una relación íntima y personal con Dios a través de Jesucristo. Sin embargo él no hallaba esa paz, que muchos en el día de hoy buscan pero no la podrán hallar si no corren por fe a la Cruz del Calvario. Creo que mucha gente está experimentando en nuestros tiempos lo que Lutero experimentó antes de su conversión, no haya a un Dios de amor, de Justicia, el cual tiene que cumplir y ser Justo, puesto que El ha dicho que la impunidad no estará alrededor de Él. Sin embargo querido amigo y amiga si estás leyendo este ensayo, te quiero decir que mires a la cruz y allá encontrarás la paz, el descanso del obrar para la salvación, la reconciliación, el propósito que siempre has buscado, dirección, y la salvación de tu alma. Pero solamente por la fe encontrarás estos beneficios mencionados, y sobre todas las cosas encontrarás a ese Dios de amor y de justicia que reina en los corazones de los cristianos. Romanos 1:16-17. Efesios 3:17. Hablando de su conversión Lutero dice “sentí que había nacido de nuevo y que las puertas del paraíso me habían sido franqueadas. Las Escrituras todas cobraron un nuevo sentido. Y a partir de entonces la frase ‘la justicia de Dios ‘no me llenó más de odio, sino que se me tornó indeciblemente dulce en virtud de un gran amor”[4].

El 31 octubre de 1517, a los 34 años, cansado de las falsas enseñanzas, Martín Lutero clavó sus 95 tesis las cuales en dos semanas se iban a difundir por toda Europa. Ya Dios había preparado con la invención de la imprenta (1450) el camino para la reforma protestante. Aquí quiero decir unas palabras. Antes de Lutero hubo reformadores los cuales trataron de reformar la Iglesia tradicional. Los escritos de Juan Huss (1373-1415) fueron los que influenciaron al joven Lutero. Juan Huss natural de Bohemia, fue quemado en la hoguera pero sus palabras iban a influenciar la reforma protestante. “Juan Hus dijo en la cárcel, cuando fue sentenciado por el Papa a ser quemado vivo: “Pueden matar el ganso (en su lengua “hus” quiere decir ganso), pero dentro de cien años aparecerá un cisne que no podrán quemar” aproximadamente después de 100 años Lutero iba a aparecer como héroe de la reforma. También tenemos al inglés Juan Wycliffe. De la misma manera fue Juan Wycliffe (1329-1384) quien influenció a Juan Huss. Todos estos hombres consideraban la Biblia como la autoridad suprema sobre concilios, credos eclesiásticos e interpretaciones de los hombres. Girolamo Savanarola (1452-1498) fue también un predicador fogoso antes que Lutero. En Florencia hizo que todos los libros pornográficos, la hechicería y la inmoralidad clerical disminuyera en gran proporción, pero a su debido tiempo sus enemigos se adueñaron de él, Alejandro lo excomulgó en 1497, en 1498 fue arrestado y litigado por herejía y sedición. Nunca dejó de ser católico pero creía en la justificación por la fe solamente. Se dice que el salmo 68 fue cantado[5] por Savanarola y sus hermanos frailes mientras marchaban al juicio de la hoguera en la plaza de Florencia. En este momento estoy llorando a causa que muchos han tirado la reforma protestante por un lado y no han seguido con la batalla de los mártires. Es el celo de la doctrina correcta que nos tiene que mover hacia la acción para que la restauración del verdadero culto a Jehová sea instaurado una vez más en la Iglesia de Dios. Necesitamos verdaderos profetas de Dios, Elías, Jeremías, Isaías, y los profetas de Israel en nuestro tiempo para que le denuncien a la Iglesia su pecado. Todavía no me atrevo a decir “Icabod”, la gloria de Israel ha sido traspasada– pienso que Dios derramará de su Espiritu de una manera poderosa antes que él venga. También creo que habrá una apostasía como nunca antes en la historia de la Iglesia. Aunque tal vez ya la estamos viviendo. Por lo menos es mi oración, que el Espíritu Santo sea derramado sobre la Iglesia de Dios para que sea restaurada.

¿Cuales fue la enseñanza primaria de Martín Lutero?

Justificación por la fe solamente.

La justificación por la fe fue uno de los baluartes de la reforma protestante. En esta doctrina todos los reformadores estuvieron de acuerdo. Muchos de los padres de la Iglesia estuvieron envueltos en debates Cristológicos, como que no tuvieron el tiempo para poder descifrar bien al apóstol Pablo en relación a las doctrinas de la salvación, por veces en sus escritos si uno no entiende el contexto histórico, tiende a pensar que estos gigantes de la fe creían en la “justificación por las obras”. El hermano Thomas. C. Oden ha fundamentado en su libro llamado “The Justification Reader” que el Evangelio restaurado por los reformadores era el Evangelio de la era apostólica, post-apostolica, y agustiniano, pero como que se perdió en cierta manera en la era medieval. Agradecemos a Dios por Agustín[6], cuando defendió las doctrinas de la gracia ante el hereje Pelagio, y su interpretación de nuestro Señor Jesucristo y de San Pablo que hizo en los últimos años de su vida. Martín Lutero nunca quiso dividir la Iglesia sin embargo como el Papa lo excomulgó tuvo que salirse de ella y se empezó una iglesia llamada por el día de hoy “Protestantes”. Los reformadores incluyendo a Lutero siempre reclamaron a Agustín como predecesor de las doctrinas protestantes. Pero no sólo reclamaban a Agustín sino que reclamaban restaurar el Evangelio apostólico.

Lutero reclama “los argumentos de los escolásticos[7] sobre el mérito de congruencia y dignidad, son un nada y puros inventos vanos y especulaciones soñolientas, sobre cosas indignas. Ellos forman el fundamento del papado, y sobre este fundamento están hasta el día de hoy. Y esto es lo que se imagina cada monástico: observando las reglas santas de mi orden yo puedo ganarme la gracia de congruencia, pero por las obras que yo haga después de recibir esta gracia[8] yo puedo acumular méritos tan grandes que no sólo van a ser suficientes para llevarme a la vida eterna sino serán también suficientes para vender y dar a los demás”.[9] En los artículos de Esmalcada redactados por Lutero en 1537, dice “Creemos que Jesucristo, nuestro Dios y Señor “fue entregado por nuestras transgresiones y resucitado para nuestra justificación” (Ro. 4:25). Sólo Él es “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” (Jn. 1:29), y “Jehová cargó en Él el pecado de todos nosotros”(Is. 53:6). 3 De la misma forma, “todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por Su Gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús” (Ro. 3:23-25). Ya que esto es menester creerlo, sin que sea posible alcanzarlo o comprenderlo por medio de obras, leyes o méritos, es claro y seguro que sólo tal fe nos justifica como dice San Pablo en Romanos 3:28: “Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe, sin las obras de la Ley”. Igualmente: “A fin de que Él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe en Jesús” (Ro. 3:26).[10]. Al mismo tiempo los reformadores nunca enseñaron que era una fe sin obras la que justificaba, lo que ellos enseñaron fue que la fe que justifica, no está sola, sino que produce frutos y frutos dignos de arrepentimiento. La fe produce justificación y la justificación produce obras. En contraste con la interpretación católica de su tiempo que la fe y obras produce justificación. El punto de partida para ellos era la fe, consecuentemente es traída la justificación de Dios y absuelve al pecador pero lo convierte en una persona llena de frutos externos e internos. 1 Corintios 1:30. Para ellos, se entraba a la escuela de Cristo por medio de la fe, pero Cristo viene a ser el Señor del cristiano. Esto es necesario para el día de hoy puesto que muchos piensan que es una fe ambigua sin producir frutos la que nos puede llevar al cielo. La primera de las 95 tesis dice” cuando Nuestro Señor y maestro Jesucristo dijo “haced penitencia” ha querido que toda la vida de los creyentes fuera penitencia”. 1 Juan 1:9. Esto es necesario para el día de hoy, puesto que muchos pecan deliberadamente y no sienten ningúna convicción del Espiritu, no se arrepienten y siguen en nuestras iglesias contaminando la grey de Dios. Este cáncer se riega como gangrena en todo el cuerpo, y la Iglesia no está siendo nada relativamente a este problema serio que tenemos con nuestros feligreses. Es una gracia barata la cual muchos han recibido del diablo, y están siendo engañados por profetas que han sido preparados en las cámaras del infierno. Doctrinas de demonios las cuales no nos pueden absolver del pecado original y pecado actual que son parte de nuestro ser. Necesitamos ser absueltos y justificados por medio de la fe en el hijo de Dios la cual será evidente en los frutos y obras que serán producidos por el Espíritu Santo de Dios. Esto es, si Cristo ha dicho paz a nuestros corazones. Yo sé que lo que acabo de decir es duro pero a mí lo que me concierne son las almas, no quiero, y es mi oración que las almas ingenuas sean presa de Satanás, estar asistiendo a las iglesias sin poner Fe en el Hijo de Dios. En las palabras de Tomás Aquino “qué triste que entre más cerca están de la Iglesia, más lejos están de Dios”. Es Dios quien justifica por medio de la fe en la obra expiatoria que El mismo realizó para aplacar su ira que tiene en contra del pecado. Romanos 3. 4. De principio a fin es por fe. Nadie puede empezar por fe y terminar en las obras, Gálatas 3:3-5- puesto que el cristiano sólo se gloria en la cruz de Cristo y nada más, será una blasfemia decir que yo le ayudó a Dios en algo para mi salvación. Gálatas 6:14. Los cristianos no somos justificados y salvos por medio de la oración, ni seremos salvos por asistir a la Iglesia. Muchos han dicho “si usted no está orando no se va en el rapto de la Iglesia”, “si usted no está ayunando no será salvo”, “ si usted no lee la Biblia no es salvo”, “ si usted no da los diezmos está bajo maldición y se irá al infierno”, “si usted no es obediente a los mandamientos de Cristo estará en la gran tribulación”, es por esto que muchos están confundiendo la santificación con la justificación y esto produce debates innecesarios, prejuicios y calumnias. Debíamos de ser más cuidadosos en definir nuestros credos eclesiásticos y tratar de articular bien las palabras bíblicas. Éstas cosas las han practicado muchos sin embargo ahorita están en el infierno. En las palabras de Lutero “a muchos se les considera santos, y sus almas están en el infierno”. Estas prácticas pueden considerarse como una asignatura del discipulado cristiano pero nunca nuestra justificación. La base de nuestra salvación es Cristo y su obra completa en el Gólgota. Romanos 5:1. De la misma manera, la fe genuina produce en el cristiano un compromiso con el discipulado cristiano. Nuestros padres pentecostales en el principio predicaron el compromiso que el Evangelio demanda, en este sentido han sido herederos del legado protestante y puritano. Ellos demandaban que la audiencia en la campaña evangelistica o la Iglesia local entendiera, que era una sumisión radical al Señorío de Cristo. En el día de hoy no se está requiriendo que las personas se sometan al Señorío[11] de Cristo sino que solamente lo reciban como Salvador pero no necesariamente como Señor. Esto está fuera de la Biblia. Pablo lo anticipó en la revelación sagrada e infalible, el cual nadie puede alterar, porque fuera un Evangelio producido por el príncipe de los demonios. Los santos han sido sepultados con Cristo y resucitados, han muerto al yo y El ha resucitado en ellos. Hay distinción entre su vida pasada y presente. Viven en santidad y su objetivo primario es ser obedientes a los mandamientos de Cristo y su palabra santa. Por veces se deslizan y pecan, sin embargo sienten que el mundo se les viene para abajo y van al templo que es Cristo, a hacer penitencia en base de los méritos del Señor Jesús. Por esto es que siguen siendo crucificados en el templo del nuevo testamento que es el Señor Jesucristo. Gálatas 2:17-21. Todos los escritores del nuevo testamento combaten este antinomianismo[12] anti bíblico, el cristiano no ha sido libre para pecar si no ha sido libre para servirle al Señor en santidad. Mateo 7:21-23. Lucas 6:46. Romanos 3:8. Romanos 6. Todo el capítulo. Gálatas 5:13- Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. 1 Juan 3:8-10. El nuevo testamento está repleto de esto. Todos estamos de acuerdo que el verdadero cristianismo está en el corazón. Spurgeon dice “Martín Lutero declaraba que él predicaba constantemente la justificación por la fe únicamente, “porque,” decía, la gente tiende a olvidarlo; de tal forma que me veía obligado casi a golpear sus cabezas con mi Biblia, para que se grabaran el mensaje en sus corazones.” Y es verdad que constantemente olvidamos que la salvación es sólo por gracia. Siempre estamos intentando introducir una pequeña partícula de nuestra propia virtud; queremos cooperar con algo.[13] Simul Iustus et Peccator


[1] El título de este ensayo lo he adoptado del Señor Federico Fliedner. El 31 octubre es el aniversario de la reforma protestante, esta es la razón que estoy haciendo estos pequeños ensayos.

[2] Max Weber.

[3]González, J. L. (2003). Vol. 2: Historia del cristianismo : Tomo 2 (35). Miami, Fla.: Editorial Unilit.

[4] Historia del Pensamiento Cristiano. Justo L. Gonzales. Editorial Caribe. 2002. P. 29-30.

[5]The Pulpit Commentary: Psalms Vol. II. 2004 (H. D. M. Spence-Jones, Ed.). Bellingham, WA: Logos Research Systems, Inc.

[6] Agustín en sus primeros escritos creía en el libre albedrío pero después se retractó, y entendió correctamente a San Pablo. El que estudia eventualmente cambiara alguna de sus posiciones teológicas.

[7] Los teologos de la era medieval.

[8] Gracia quiere decir don. Charis en griego. Pablo a los dones les llama “gracias”. En su pensamiento ni los dones se ganan a través de los meritos, si no que ellos son dados por voluntad divina.

[9] Citado en “What is reformed theology”? R.C. Sproul. P.64.

[10] Adquirido en la Internet de la página “www.iglesiareformada.com, El 10-15-11. 6:10pm.

[11] Juan Macarthur ha combatido este falso discipulado en su libro “el evangelio de acuerdo con Jesucristo”.

[12]La palabra viene del griego anti, «en contra de», y nomos, «ley», significando entonces oposición a la ley. Se refiere a la doctrina que la ley moral no es obligatoria para los cristianos como regla de vida. En un sentido amplio se aplica a las ideas de fanáticos que se rehúsan a reconocer cualquier tipo de ley que no sean sus propias ideas subjetivas que usualmente pretenden haber recibido del Espíritu Santo. Renwick, A. M. (2006). ANTINOMIANISMO. In E. F. Harrison, G. W. Bromiley & C. F. H. Henry (Eds.), Diccionario de Teología (E. F. Harrison, G. W. Bromiley & C. F. H. Henry, Ed.) (37). Grand Rapids, MI: Libros Desafío.

Este antinomianismo fue combatido por Lutero con su viejo amigo Juan agrícola del cual decía que los cristianos están libres de la ley moral que Moisés prescribió. Increíble pero cierto muchos sostienen esta perspectiva.

[13] Spurgeon, C. H., & Román, A. (2008). Sermones de Carlos H. Spurgeon. Bellingham, WA: Logos Research Systems, Inc.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: